sábado, 20 de junio de 2009



TAN SOLO UN SUEÑO

Mis sueños se agitan cual olas
a merced de los vientos.
Debo llegar a tu mundo,
ángel de mi alma
mas el camino pierdo
en los eones de los tiempos

Morfeo se burla,
ríe despiadadamente,
es cruel, es maligno.

Mi Pegaso, trota cansado
en busca de mi bienamado,
por nubes densas y oscuras
escapándole a la locura.

Morfeo se burla,
ríe despiadadamente,
es cruel, es maligno.

De pronto, la Dama del Alba
me encuentra
y poco a poco me despierta.
No, no es ella…eres tú!!

Tú que me despiertas besándome
Me contienes con tu ternura,
y te abrazo y nuestro tálamo,
de llanto se inunda

-Solo fue un sueño,
princesa mía – me dices..
un mal sueño. Solo eso.
Deja a Pegaso libre,
dile a Morfeo que te deje..

Me abrazo fuerte
a tu encarnada alma
y percibo entonces
cuánto me amas!

Morfeo ya no se burla,
Ni ríe despiadadamente,
Su espectro se disfuma
Y despierto lentamente


*******

viernes, 19 de junio de 2009

AMOR DE LAS ESTRELLAS
Desde siempre había soñado con un gran amor.
Un amor como el que nunca hubieraimaginado.
Tirada de espalda sobre el fresco verdor, mis ojos se detuvieron en un pequeño punto en el cielo que se dilataba al acercarse cada vez más a mí.
Atardecía.
El campo entero me ofrecía una mixtura de aromas a lavanda y sándalo.
La brisa despeinaba mis cabellos y en mi cerebro tintineaba una melodía desconocida y al mismo tiempo, increíblemente bella.
Ruidos de pasos sobre la hierba, hicieron que me levantara lentamente.
Allí lo vi. Por primera vez.
Mezcla de humano y ángel, que tan solo con su mirada, despertaba en mí un sentimiento inefable, completo y extasiante.
Criatura divina, rostro de dios, ojos brillantes llenos de luces como su dorado traje.

-Quién eres? –pregunté sorprendida.
-Soy el amor, el eterno ...el que siempre has esperado.
Me sonrió y extendió sus manos.
Fui hacia él, como si un poder extraño me jalara y me condujera a través del espacio.
No pude evitarlo. Es más: no quería evitarlo.
Sentí claramente que eso era lo que me estaba pidiendo.
El paisaje adquirió entonces una extraña metamorfosis. Yo también fui parte de ésta.
Comencé a desplazarme entre nubes de algodón y nácar.
Un arco iris de colores brillantes, como el que jamás había visto, como si fuese un portal, nos invitaba pasar al otro lado.
Sumisa me dejé llevar de su mano, que al simple contacto, me embriagaba de tal modo que me hacía experimentar un éxtasis indescriptible.
Sentí sin embargo, que no era ésta la primera vez que estábamos juntos.
Sus miradas acariciaban mi alma. Sus labios se posaron sobre los míos y sin pronunciar palabras, nuestras almas se fusionaron en el más maravilloso y divino encuentro.
No hubo tiempo, no hubo espacio, y nuestras auras iluminadas se hicieron más brillantes.
- Amada mía, pronto vendré por ti -dijo.
- Cuándo? –pregunté.
- En muy poco tiempo –me respondió.
- Cuánto es “poco tiempo”? –inquirí impaciente...es que supe que a partir de ese momento ya no podría vivir sin ese Ser divino.
- No existe tiempo, ni espacio, de donde vengo –me respondió...-no hay barreras de tiempos, ni espacios para este amor.
Y como por arte de magia, mi paisaje cambió vertiginosamente. La silueta de aquel extraño visitante, se desvaneció de pronto... ¿“extraño”... dije?
Tuve la certeza de que ese Ser era mi amor eterno, el de milenios, de siglos...el que siempre había esperado. Lo busqué y ya no estaba.
¿Fue acaso un sueño efímero, un sueño transitorio, fugaz y esquivo...?
No lo sé....pero fue real. Sí..¡fue real!
En mis oídos quedarían para siempre, los ecos de aquel susurro que me supo a miel pura:
- Vendré a buscarte, amada mía y te conduciré por mundos maravillosos y planetas de colores…mundos fantásticos de duendes, hadas y ángeles.
……………………………………..............................................
Un dolor intenso en medio del plexo, incitado por su ausencia, ha estado presente constantemente desde ese día.
Desde entonces, solo me ha movido la esperanza de volver a ver a aquel inexorable ser.
La perspectiva ha crecido de día en día, de año en año... y estoy muriendo de amor.
Ya no importa el continuo trajinar de médicos y enfermeras. No deseo responder a sus terapias.
Es que ésta agonía por el amado ausente, me ahoga, me asfixia, me mata dulcemente.
Sólo pienso en él.
En un instante, comienzo a flotar como aquel día en que juntos, nos desplazábamos sobre nubes de algodón y nácar.
Y allí está él: mezcla perfecta de humano y ángel. Energía divina y sublime.
Me extiende sus manos como la primera vez y con mi último aliento consigo llegar hasta él.
-He venido por ti, dulce amor mío. –me dice.
Ya no hay dolores. Mi pecho se agita ahora de felicidad.
Miro mi cuerpo que yace inerte y en el rostro con el que me identifiqué en este plano, una sonrisa de felicidad se dibuja.
Abrazados, muy juntos, me conduce ahora por el camino hacia la luz eterna.

EL SER ETERNO


La obra estreno en el viejo Teatro de la Vida, llegaba a su fin.

En su último acto, los protagonistas de pie ante una tumba, leían en voz alta, el epitafio labrado sobre un mármol blanco, que decía: “Aquí yace el Ser Eterno”.

A continuación, irrumpen los aplausos y tras el saludo de los actores, el pesado telón, cae sobre el escenario.

La gente lentamente comienza a evacuar la enorme sala, mientras yo, me quedo meditando en lo que he visto, al grado de perderme en tiempo y espacio.

Siento que una fuerza me abduce y comienzo a flotar en el vacío. Soy una esfera luminosa brillando en el espacio infinito.

Vienen hacia mí, seres radiantes, cuya energía me envuelve en la más maravillosa energía de amor que jamás nunca hubiese experimentado.

Sin embargo, tengo un claro presentimiento de haber vivido ya esa experiencia.

Son como ecos que están en mi memoria ancestral y ésta vez, sé bien que no me equivoco.

Hay algo que me dice interiormente, que soy parte de esa inmensidad.

Conociendo mi pensamiento, me explican que en realidad, soy un ser eterno, como el ser de la obra que acabo de ver.

Me enfrento a la paradoja,... de cómo poder entenderla?.

Pregunto entonces: -Un ser eterno...¿yaciendo en una tumba...?

-“Muchos dicen, que la vida es una sola, y es verdad, porque la vida siempre es vida, y es una sola. Jamás deja de ser vida. Aún cuando tengas que pasar por esa puerta a la que le llaman muerte.

Ese portal de la muerte, marca el fin de una etapa física, material, humana. Sin embargo, es el principio de otra vida como espíritu en otras dimensiones.

La muerte, aunque no lo parezca, es un acto de amor, -me explican- pues es el único proceso por el cual el alma puede volver a sus verdaderos planos”.

Comienzo a entender ahora, y mis dudas comienzan a disiparse, como también se disipan las siluetas de aquellos bellos seres que ahora se alejan.

Ahora más que nunca, tengo la certeza, siento, de que todos somos Seres Eternos.

En ese momento, oigo una voz lejana y tímida que me dice, -“perdone, se había dormido...”

Bruscamente caigo como por un tubo y tomo conciencia de tiempo y espacio.
Con mucho esfuerzo logro ponerme de pie y lentamente busco la salida por el pasillo del viejo Teatro de la Vida que tenuemente iluminado, ha quedado vacío.

Traspaso la pesada puerta y otra vez me encuentro en la antesala. La luz total me hace entrecerrar los párpados.

La experiencia vivida, sé que no me abandonará jamás, mientras viva...mientras viva como “ser humano”, porque ahora sé y por primera vez, que soy un Ser Eterno.

Claramente comprendo ahora, el por qué, tantas veces, me acuerdo de la eternidad.




ALMA GEMELA


Como un ángel en el viento


así te veo en mis recuerdos


junto a aquel mar inmenso


testigo del amor en silencio



Me sumergí en tu mirada


mientras el día partía


y supe cuánto te adoraba,


que ya eras parte de mi vida



Qué magia tienen


tus ojos encantados


que cuando me miran


al cielo me han llevado



Qué tienen esas...tus manos


que mis deseos van despertando


Qué tiene tu ansiada boca


que me enciende y me provoca



Por favor... calla!!


No digas nada...


gemela alma de mi alma!





TIERRA DE MI MEMORIA


Hoy puedo ser capaz de dar vuelta

la tierra de mi memoria.

Encontrarme acaso

con los duendes de mis recuerdos

golpeando insistentemente

las puertas de antiguos sueños.

Sueños que como nubes sutiles viajan

dejando mudas mis palabras…

pero éstas... no entienden lo que pasa,

no pueden remover inútiles parásitosa

dheridos desde hace siglos

como un karma en mis entrañas.

Hoy puedo ser capaz de dar vuelta

la tierra de mi memoria

puedo ser capaz de enfrentarme a ella

aun perdiendo o en la victoria.

Verla pasar elegante y altanera

con ropas de hombre vestida

galera y gabardina

diciendo un -"te amo"

tras un beso, una caricia

y una mano que se agita.



*********




A U S E N C I A S




Fuiste mi canción preferida


Canción que me diste un día


Días de ardientes caricias


Caricias que fueran solo mías


Hoy me llegan ecos de ausencias


Ausencias que se tornan viento


Vientos que provocan carencias


Carencias de amores en el tiempo


Tiempo infinito y sin espacio


Espacio cargado de ausencias

EN ALAS DEL VIENTO


Busco desesperadamente tu rostro en la rosada franja del horizonte.

Allá donde el sol se esconde, allá en su descenso, donde busca la paz el día que muere.

Entre sábanas de nubes, que se extienden como tules flotantes en la distancia,

veo tu rostro, reflejado en el azul violeta de las aguas de mí río.


Y me alcanza la ansiedad, sabes?.

Llega hasta mí, fatigada, exhausta, acusando un fuerte dolor en el alma.

Es la inmolada de tu ausencia a estas horas... te extraño tanto amor… tanto.


-¡Márchate Sol, hazlo rápido!

Quiero perderte ya en el crepúsculo, cuando en las profundas aguas te hundes

y el paisaje se torna oscuro.

A estas horas, cuando cambian los matices del paisaje

y a mis espaldas, se asoma Sirio y detrás de él,

la luna llena en su esplendor que afable, pretende consolarme.


-Te esperaba, Luna mía, nodriza de mi alma, centinela de la noche.

Solo cántame aquella arcaica canción de cuna,

al compás de la música de las esferas.


Por favor, apriétame en tu regazo, ama de la noche

y cúbreme con tu blanco manto,

mientras espero a Morfeo que venga a buscarme.

Dile que me acune hasta que el sopor invada mis horas vencidas,

y sé que en sus brazos de titán,

me cargará hasta el portal de los sueños para encontrarme contigo, dulce amor mío.

Y allí… estarás tú, como todas las noches, bello, fúlgido, esplendoroso como un lucero, esperándome sobre tu blanco Pegaso el fiel mensajero de los dioses.


Nos llevará por lejanos reinos celestiales, como en alas del viento,

trotando por las nubes, saltando estrellas, esquivando cometas,

por encima de jardines de sutiles lotos, siguiendo la ruta de las Pléyades.


Tú y yo, riendo juntos, cuando abrazada a tu alma,

nos envuelva la sutil lluvia del Amor Infinito

y mañana al despertar sabré que no fue solo un sueño fugaz y esquivo,

porque habrá una flor de loto sobre mi almohada.




* E L B U S *

El bus prolonga la distancia que me separa de ti.
Te quedas en mí, triste... cual foto del corazón
con un “te amo” en los labios y un “hasta pronto mi amor”.

Te miro por la ventanilla y te pierdo en la distancia
agua corre por mis mejillas y me inundan estas ansias.
el día muere...atardece, en el crepúsculo que fenece.

y me pregunto qué hacer, le pregunto al alma mía
cuando solo parece ser que mis manos están vacías.


¡Qué hago vida mía... con estas ganas locas
de quedarme dormida y prisionera de tu boca!

Qué hago con la ansiedad que se apodera de mí
y unos pocos minutos, ahora parecen mil!!

El bus prolonga las distancias que me separan de ti.
con el crepúsculo parto y te pienso... y te extraño

Y muero como la tarde... ay cielo mío,
cuánto...cuánto te amo!!


jueves, 18 de junio de 2009


ME ACUERDO DE LA ETERNIDAD


Cuando apenas ha empezado
el dorado otoño de mi vida.

Cuando el cálido sol de mis días,
una vez el cenit alcanzado

emprende su lenta caída
y pinta de rosa su agonía.


Cuando de mi juventud la flor,
va dejando su esplendor


y ya no están aquellos que me concibieron por amor
llegan ecos a mi mente, ecos que extraño mansamente
pasajes de mi memoria que definir aún no puedo.

Y dialogo a solas con mi río..
-“quién soy yo” –le pregunto.
Y me responde el río amigo:


- Eres viento, eres brisa, eres lluvia,
eres trueno, fuego, aire, eres tierra…
océano, poesía, luz, ave, ángel, melodía...
¡Eres Dios!

Entonces uno me hice con el río,
con el pez, con la brisa, con el aire, con la luz
y fui fuego en la hoguera, y ave en la madrugada.
Fui viento en el desierto y fui tierra recién arada.


Y me fundí en el átomo y me multipliqué por miles
y fui chispa divina, explosión de luz en el cosmos...


Y al fin…en el silencio de aquella inmensidad
percibí por qué, me acuerdo de la eternidad.




AMOR CREPUSCULAR


Ámame ahora, antes de que la noche
extienda su negro manto sobre mí
Deja que disfrute vida mía
antes de que se apague
en nuestro cielo
el sol del mediodía.


Ven, ámame, mira que somos otoño
y pronto llegará el invierno.
Ya se fueron las primaveras
y con ellas, las aves viajeras.


Tal vez partamos juntos
en un amanecer cualquiera
y al despertar crearemos
eternas primaveras



Sí...!!!...seremos ave,
azul golondrina
cruzando los vastos mares
sobre nubes ambarinas



Pero ahora...
ámame, colma mis días
déjame beber el cáliz de tu vida
imprégname de tu alma bendita
pues es tu amor,
que a diario a vivir me incita



Hoy…ámame, ámame...

MI SER DE LAS ESTRELLAS


Si pudiera detener el tiempo
aquel en que tu presencia
tan solo fuera un sueño,
seguro te encontraría
allá arriba
muy alto en el cielo...
Ay si...
porque tengo la certeza
de que eres tú mi ángel
mi ser de las estrellas.




AMANECER EN TÍ



Amanece en destellos de sol que se asoman timidamente entre nubes rosas de algodón.

En la quietud cristalina de esa hora disfruto de tu paisaje y me parece oir una dulce sinfonía, pentagrama de suave cadencia de tus pequeñas olas que amagan quedarse y luego se van.

Y te miro correr, diáfano, tranquilo... hoy vestido de azul-violeta.

Camino y respiro todo este aire con aroma a lavanda, verde otoño...

Un otoño que, aún se resiste a ponerse a pintar de dorado el paisaje.

En la rivera occidental, contemplo el verde perenne de los árboles.

Miro el cielo, donde las nubes juegan a escondidas con la brisa mañanera

perfumada de ambar y lavanda.

El sol continúa desperezándose timidamente extendiendo sus primeros rayos

tras los árboles de la costa. Todo es paz, todo vibra en armonía.

Y me siento una con mi entorno, y doy gracias por éste día.

Es esa soledad junto a tí, la que hace que mi alma comulgue con el Ser que me habita.

Dialogo con él mientras continúo caminando en tu arena, perfilando tus orillas.

Y como en dulce torbellino en espiral, me dejo arrastrar, sintiendo que mi alma
se eleva como si quisiera tocar el sol...

Finalmente descubro que tú y yo, hermanos somos.

Hijos del Inti Sol...tú y yo, eternamente Divinos, río mío!!








PAISAJE


Aquí estoy...descalza en la arena.

Cuelgan de las nubes

los más hermosos cortinajes.

El cielo es lento para morir

como mueren los recuerdos.



A lo lejos...la ciudad huye

en un galope de palabras.

Y aquí el viejo y grande mar

continúa arrastrando

su larga barba de agua.


Amor...el océano será siempre

nuestro jardín privado

pues aunque no estés conmigo

te siento caminando a mi lado



Ya no habré de llorar más

y sabes lo que he de hacer...?

ja, ja!! reiré y habré de embotellar

sonrisas como licores,

las tuyas, mezcladas con las mías

Y les pondremos nombres y colores

para que el universo entero ría.



Más ahora...permíteme quedarme

y me iré a la hora en que el sol

se saque del bolsillo el día

sintiendo en mi corazón

tus palabras, tus caricias,

tu amor y tus besos, vida mía.


MI ALMOHADA
Mi almohada cree
que de ella estoy enamorada
cuando por las noches
la abrazo emocionada.
Mi almohada cree que a ella
le regalaré estrellas
cuando digo “mi sol”, “mi lucero”
y cuando digo “cuánto te quiero”.

Mi almohada no sabe nada
de mis amores contigo
ella cree que es ella
la razón de mis suspiros.
Es que ella, aún no sabe
que mi alma se estremece
cuando la abrazo fuerte
y en sueños quiero tenerte.
¡Pobre mi inocente almohada ...!
que cree tener una cita conmigo
cuando por las noches se prepara
y yo, solo quiero dormir contigo .
No, no sabe que eres mi vida
que me estremezco al pensarte
que por ti muero cada día
y que nunca dejaré de amarte
Sumysel/2006
NO ME CONVENCEN TUS RAZONES



No me seduzcas con palabras

pues ya lo sabe mi alma

No busques razones

de por qué tanto me amas

pues ya no hace falta

me lo ha dicho tu mirada.


No, no trates de convencerme

de lo mucho que me amas

ya lo ha hecho tu alma

y también lo hizo tu mirada.


Por eso hoy, amor mío

ya no hace falta nada

porque ahora, vida mía

quien lo sabe... es MI ALMA!


Sumysel/08

miércoles, 17 de junio de 2009



AY, CÓMO QUISIERA...!!


Ay, como quisiera perderme
en la soledad de tus playas!!
como cuando en tus brazos me pierdo
y el mundo entero se acalla



Sentir el aroma del mar
sazonando mis nostalgias
y junto a mi, tu piel de bronce
envolviéndome en tus ansias.




Ay si... cómo quisiera...
confundir la tierra con el cielo
en el momento en que me miras
y me dices un "te quiero".


Perderme en tus agitadas olas
acompañarte hasta tus orillas
y arrastrarme mar adentro
mezclada en tu blanca espuma.


Ay, cómo quisiera...
batir las alas del alma
y como vuelo del cóndor
llegar hasta las alturas.


Montañas, sol, agua y arena,
inmersos en profunda paz...
mis silencios, tus recuerdos
a orillas del infinito mar.


Paisaje perfecto
para amarnos en plenitud...
y te extraño tanto, no sabes cuanto
porque hoy... me faltas tú!






(Sumysel /09)
BALADA PARA ANGELINA

A la ronda, ronda de bienvenida
con hadas y duendes y las ondinas
vengan todos que llegó mi niña
mi bella niña de nombre Angelina

Que todos se enteren de mi alegría
que todos sepan que al fin llegó el día
de tenerte en mis brazos mi linda niña
y comerte a besos mi dulce Angelina

Has llegado, mi niña divina
sin tus alas que dejaste en el vuelo
Ahora duerme pequeña mía
que la "abu" velará tus sueños